David

David, un perrete especial. Joven y fuerte... aunque su vida le ha llevado a tener un carácter algo introvertido y asustadizo. Adora la libertad de movimientos. Correr y jugar, moverse a su aire, ahí expresa toda la vitalidad y las ganas de vivir que tiene. Las relaciones con los humanos le agobian un poquito, pero es bueno y paciente. Se deja querer, y aprenderá a dar el amor que lleva dentro, lo sabemos, a veces... nos da tímidos besitos.

Disfruta y necesita un compañero o compañera en quién apoyarse, en quién confiar y sentirse acompañado de alguien de su especie. Creemos que ser hijo único no es lo suyo.  

David precisa una familia que entienda que su pasado aún pesa en el presente, y esto requiere paciencia, cariño y respeto a ese carácter de pequeño lobo solitario, aunque estamos seguras de que una vez que conozca el amor y el calor de un hogar entenderá que todo está bien y se dejará querer. 

Precisa un compromiso de seguridad en su entorno, salidas... en su día a día, ya que sus miedos pueden llevarle a una huída inconsciente. Un compromiso de adopción responsable, sin pruebas, sin más cambios. Alguien que quiera ayudarle, entenderle, demostrarle que la maldad se acabó hace tiempo, sin prisas, tendiéndole una mano hasta que ese momento de seguridad llegue... o no. ¿Podrías aceptarle tal y cómo es? 

Nosotras que le conocemos sabemos que es y será un ser especial que removerá lo más profundo y tierno que hay en ti. 

 

Compartir

Blog